Un Community Manager, ¿para qué?

Mi realidad es que cuánto más profundizo en el mundo del márketing online más me apasionan sus intríngulis, y más necesidad siento de continuar aprendiendo, ¿será normal?

Hoy mi post se centra en todo un clásico en los medios sociales. Me explico: existe un eterno debate en las redes sobre si es bueno que una empresa busque un Community Manager fuera de su empresa o, si por el contrario, debe designar esta tarea a alguno de sus empleados. Yo opino que, aunque un empleado conoce mejor que nadie la empresa en la que trabaja, no siempre está preparado para defenderla del modo acertado en las redes, creo que para este trabajador sería necesario asimilar ciertas pautas antes de lanzar a la empresa de un modo que pueda resultar contraproducente al mundo 2.0

Por eso, y aunque sólo sea para asentar las bases, veo necesaria en una empresa la contratación de los servicios de un Community Manager, alguien que se siente junto al responsable de marketing de la misma y juntos trabajen en los objetivos, analicen la mejor estrategia a desarrollar en los medios sociales (en base estos objetivos), visualicen los resultados y estudien si fuese preciso modificar alguno de los pasos del proceso. Es totalmente imprescindible la comunicación entre estas dos personas, de lo contratio, el tiempo y esfuerzo empleado caerían en un saco más que roto, ésto sí que puedo asegurarlo.

En definitiva, un Community Manager no es un súper héroe con poderes secretos para salvar a tu empresa de, por ejemplo, la indiferencia social, pero sí puede ofrecerte una visión objetiva de cómo optimizar al máximo los recursos que las redes sociales ponen a tu alcance.

Image